[Crónica] Esplugues – Salle Bonanova (19 – 21)

Bocanada de oxígeno o tranquilidad. Ninguna y ambas a la vez. Por tocar, siempre toca ganar, y seguramente sea fácil decir, a toro pasado, que los dos puntos en el campo de Esplugues eran cruciales. Todos lo son, pero es cierto que nuestra necesidad de puntuar empezaba a apretar. Por lo jugado, diremos que merecimos ganar, pero no nos engañemos: si nos llevamos el duelo fue porque no desistimos mentalmente. Había que llevarse el botín fuera como fuere ¿Alguien lo dudaba? Preguntad a los jugadores, a ver qué os dicen. Seguir leyendo

Anuncios